Inicio COLUMNA Opinión. Desventajas de una sucesión adelantada