Inicio COLUMNA Opinión. Jara, Murat y la ofensa de Obrador a los morenistas