Inicio COLUMNA PRI: la apuesta al fracaso… o a la violencia