Inicio COLUMNA Central de Abasto, un mercado de promesas municipales y estatales