Inicio COLUMNA Inseguridad en Oaxaca, tan letal como el coronavirus