Inicio COLUMNA Vera Salinas, de las acusaciones de espía y represor, ¿a feminista y candidato?